lunes, 15 de abril de 2013

PREPARAR PARA LA VIDA A PARTIR DE SITUACIONES Y PROBLEMAS REALES: EL RETO


Enseñar por competencias
Es indudable que debido al carácter contextual de las competencias, no pueden ser enseñadas pero si desarrollas, pero ¿Por qué las competencias no pueden ser enseñadas? Por que se llevan a cabo en situaciones concretas, en un determinado momento y en unas condiciones que por su naturaleza siempre son distintas, todo esto aunado al carácter fuertemente procedimental y actitudinal de las competencias solo pueden ser desarrolladas.
Desde este punto entendamos que todo proyecto de enseñanza lleva una intencionalidad en este caso nos referiremos a la enseñanza de competencias con la intencionalidad y finalidad de desarrollar las mismas.
Al plantearse la enseñanza por competencias lo que se intenta es mediar los conocimientos, actitudes y valores a situaciones cercanas a la realidad, no será un conjunto de contenidos organizados, sino que su selección, presentación y organización se realizará según la potencialidad para dar respuesta a situaciones reales y complejas.

Características esenciales de la enseñanza de las competencias:

Es esencial tomar en cuenta estas características para la enseñanza de competencias.

Significatividad

La significatividad se refiere al profundo grado de aprendizaje en las competencias, pero ¿Cómo lograr esta significatividad?, está se logrará solo con una serie de condiciones que debe cumplir la secuencia de actividades de enseñanza que como docente deberá planear y mediar.
Para que la secuencia de enseñanza sea realmente significativa se deben plantear las siguientes actividades:
  • Actividades que nos permitan determinar los conocimientos previos de los alumnos que tiene cada uno de los alumnos en relación con los nuevos contenidos de aprendizaje.
  • Los contenidos deben de ser significativos y funcionales para todos los alumnos.
  • Las actividades deben de ser adecuadas al nivel de desarrollo de cada alumno.
  • Las actividades deben de representar un reto abordable para el alumno, tomando en cuenta sus competencias actuales, es decir actividades que les permitan crear zonas de desarrollo próximo e intervenir en ellas.
  • Actividades que les provoquen un conflicto cognitivo y promuevan la actividad mental del alumno, es decir que el alumno establezca relaciones entre los nuevos contenidos y las competencias previas.
  • Las actividades deben de ser motivadoras para fomentar una actitud favorable hacia el aprendizaje.
  • Las actividades deben estimular la autoestima y el autoconcepto para que el alumno pueda sentirse que ha aprendido.
  • Las actividades deben de ayudar al alumno a adquirir habilidades relacionadas con el aprender a aprender.
Complejidad

La complejidad en la enseñanza de competencias nos hace referencia a que en ella se encuentran inmersos varios elementos, es decir el desarrollo de competencias es un proceso constituido por varias fases en la que en ningún caso la respuesta es simple y exige por parte del alumno y del docente como mediador una actuación estratégica.
Entendido complejidad como la comprensión de la realidad, donde dicha realidad en la mayoría de las ocasiones se aborda por medio de materias es decir a través de la ciencia, la cual solo da un conocimiento parcial de la realidad, sin duda alguna el conocimiento disciplinar es imprescindible para la comprensión de la realidad, pero siempre y cuando se asuma que la aplicación de un conocimiento parcial de la realidad no llegará a constituir una acción competente si no se ha aprendido a intervenir en situaciones de la realidad global cuya esencia es la complejidad. Por lo tanto la complejidad no sólo es una circunstancia en la que se desarrollan los aprendizajes, sino que ésta debe de ser objeto prioritario de enseñanza.
Se debe de aprender a actuar en complejidad, o sea, saber dar respuesta a problemas y situaciones que nunca en la vida real se nos va a presentar de forma simple.
Entonces una actuación competente implica no sólo conocer las instrumentos conceptuales y las técnicas disciplinares, sino ser capaz de reconocer cuáles de ellos son necesarios para situaciones complejas, a la vez saber cómo aplicarlos en función de las características especificas de la situación, lo que exige un pensamiento complejo y por lo tanto una enseñanza dirigid a la complejidad.
Es de suma importancia que las secuencias didácticas, temáticas o contenidos que el docente implemente en el aprendizaje estén en función de una realidad lo más cercana al alumno en las que se contemplen todos los factores que intervienen en ella.

El pensamiento complejo nos ayudará para:
  • La identificación de los problemas o cuestiones que han de permitir enfrentarse o actuar eficazmente.
  • La identificación de la información relevante con el fin de resolver las cuestiones planteadas.
  • La selección del esquema de actuación más apropiado.
  • Aplicarlo de forma adaptada a las características singulares de la situación planteada.

Procedimental

Otro aspecto importante en la enseñanza-desarrollo de competencias y de la acción competente implica un “saber hacer” en lo que interviene lo procedimental y se hace necesario el dominio de sucesivas habilidades, es decir que es un procedimiento de procedimientos pues implica:
  • Dominar unas habilidades previas de interpretación o comprensión de la situación en toda su complejidad.
  • Identificación de los problemas o cuestiones que plantean una intervención eficaz.
  • Reconocimiento de la información relevante para la resolución de las cuestiones planteadas.
  • Revisión de los distintos esquemas de actuación aprendidos que pueden dar respuesta a cada una de las cuestiones o problemas planteados.
  • Análisis de la información disponible en función de cada uno de los esquemas.
  • Valoración de las variables reales y su incidencia en los esquemas aprendidos.
  • Aplicación del esquema de actuación de forma adecuada e integrando los hechos, conceptos, procedimientos y actitudes que conforman la competencia.
Este carácter de procedimiento de procedimientos nos obliga a prestar especial atención en las características del aprendizaje, de modo que para cada una de las habilidades ya sean previas a la aplicación de la competencia  o aquellas que le son inherentes, será necesario establecer una secuencia de actividades de enseñanza-aprendizaje que cumpla con las pautas siguientes:
  • Las actividades deben de partir de situaciones significativas y funcionales, a fin que el procedimiento pueda ser aprendido para utilizarlo cuando sea necesario.
  • Las secuencias deben contemplar actividades que incluyan los modelos de desarrollo del contenido de aprendizaje, modelos que muestren todo el proceso, que presenten una visión completa de las diferentes fases o acciones que los componen, para pasar posteriormente, si la complejidad de los modelos así la requiere, al trabajo sistemático de las diferentes acciones que comprenden.
  • Que las actividades de enseñanza-aprendizaje se ajusten al máximo a una secuencia clara con un orden de actividades que siga un proceso gradual.
  • Se requieren actividades con ayudas de diferentes grados de práctica guiada, las ayudas se irán dando a lo largo del contenido por parte del mediador.
  •  Actividades de trabajo individual, donde tenga la oportunidad de llevar a cabo realizaciones independientes en las que puedan demostrar su competencia en el dominio del contenido aprendido.

 Constitución por componentes de tipología distinta


El proceso de una acción competente, implica el dominio de unas habilidades previamente a la aplicación de la estrategia del esquema seleccionado. Para dicha aplicación es necesario haber aprendido de forma parcial e integrada los componentes del esquema de actuación. Dado que el aprendizaje de cada uno de ellos tiene características claramente diferenciadas, es necesario que se lleven actividades de enseñanza-aprendizaje adecuadas a las características de dichos componentes.
Para los contenidos factuales, la clave será utilizar ejercicios de repetición y, dependiendo de la cantidad y la complejidad de la información, utilizar organizaciones significativas y asociaciones.
Para los conceptos y principios, se exigirán condiciones de significatividad para que los alumnos comprendan su significado.
Para enseñar las actitudes, el profesor deberá convertirse en un modelo coherente para el alumno, de forma que éste viva las actitudes.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada